- Publicidad -

Jimmy Butler es el hombre que en sus 31 años celebra y honra el sacrificio, antes que la comodidad.

Nada llegó fácil a la vida de Butler. Desde aquel lejano 14 de septiembre de 1989 en Houston, Texas, hasta hoy en día, todo lo logrado en sus primeras 31 primaveras que hoy cumple, puede ser considerado producto de su esfuerzo, trabajo y sacrificio.

Desde muy pequeño tuvo que sobreponerse a situaciones extremas. Primero fue cuando su padre abandonó el hogar cuando apenas era un infante. Luego cuando a los 13 años, su madre lo enfrentó y mirándolo a sus ojos le dijo: “No me gusta como tu apariencia. Es mejor que te vayas”, invitándolo a abandonar su casa en el suburbio de Tombal, Houston.

Desde entonces, el básquetbol se convirtió en su refugio, su escuela y su mejor aliado para salir de la delicada situación en la que se encontraba con apenas 13 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here