- Publicidad -

SAN LUIS – José Martínez se ha ganado un espacio en el béisbol de Grandes Ligas a base de trabajo y mucha perseverancia, ya que fue en su novena temporada de liga menor que por fin tuvo la oportunidad de saborear por primera vez la vida en la Gran Carpa.

El equipo que le dio dicha posibilidad fueron los Cardenales, primero en el 2016 cuando a “Cafecito” le dieron su “tacita” de café con el equipo grande. A partir del 2017, con lo hecho al bate en los entrenamientos de dicho año, el venezolano se ganó el derecho de integrar el conjunto de San Luis desde el principio de la campaña. Desde entonces, el oriundo de La Guaira ha compilado una ofensiva de .296/.361/.458 con 41 jonrones y 171 empujadas en 1270 visitas al plato.

“Para mí es tremendo, una bendición, especial”, dijo Martínez al hablar de la oportunidad con los Cardenales tras estadías en liga menor en los sistemas de los Medias Blancas, Bravos y Reales. “La estoy disfrutando al máximo, porque desde que llegué aquí tenía que hacer todo lo posible por ganar”.

Martínez, quien ha jugado en cada una de las últimas nueve temporadas de la LVBP con los Tiburones de la Guaira y viene de una amplia familia beisbolera, tiene ahora menos cupo en el lineup de San Luis a nivel diario. En los jardines se encuentran el dominicano Marcell Ozuna, Dexter Fowler, Harrison Bader, Tommy Edman. Y por supuesto, en la primera base—donde jugó bastante Martínez en sus primeras dos temporadas en San Luis—se encuentra la estrella Paul Goldschmidt desde el 2019.

Sin embargo, Martínez se mantiene con el mismo entusiasmo de siempre, animando el dugout de los Cardenales constantemente como parte de la famosa “Bench Mafia” de San Luis y siempre estando preparado para entrar como bateador emergente. Además, en esta postemporada batea de 5-4 con un doble mientras los “Pájaros Rojos” disputan la Serie de Campeonato de la Liga Nacional con los Nacionales de Washington.

Uno de los hits, por supuesto, sirvió para romperle un sin hit ni carrera en el octavo inning del Juego 1 que llevaba su compatriota Aníbal Sánchez. Y de paso, con cuatro imparables como emergente en estos playoffs, Martínez ha empatado un récord de la franquicia de San Luis en ese sentido para una postemporada, compartido ahora con Allen Craig.

“Para mí, mi trabajo es seguir haciendo lo mismo, tratar de ayudar a mis compañeros lo más que se pueda desde donde yo estoy”, dijo Martínez. “A tratar de hacer lo posible por aportar un granito de arena.

“Ése ha sido mi rol desde el principio de los entrenamientos. Estoy disfrutando mi trabajo y sé lo que tengo que hacer”.

David Venn es el editor ejecutivo de LasMayores.com, la página oficial de MLB en español. Puedes seguirlo por Twitter en @DavidVennMLB.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here