- Publicidad -

Pese a que la erupción se encuentra en «fase madura», el final de la erupción en Cumbre Vieja (La Palma) «no está cerca». Así lo ha indicado María José Blanco, directora de IGN en Canarias, durante la rueda de prensa del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (PEVOLCA). Los científicos advirtieron de una nueva fisura detectada a «unos 100 metros del noroeste de los centros de emisión, ya inactiva y con emisión de gases y suelo a alta temperatura».

Aclararon que «no es una fisura eruptiva» y que «no tienen ninguna importancia, en el sentido de que no tiene emisión». La sismicidad continúa y los terremotos se mantienen a profundidades de entre 8 y 37 kilómetros, lo cual no hace prever nuevos centros eruptivos.

Además, la cadencia entre temblor y temblor ha bajado respecto a la noche anterior. De momento el magma sigue el camino marcado por la primera colada para desembocar en el mar, donde el delta ocupa ya una superficie de 36 hectáreas. La lava ocupa 420 hectáreas y supera una anchura de 1,2 kilómetros en algunos puntos de la colada.

Con los datos del catastro, el Pevolca tiene constatadas 726 edificaciones destruidas. La predicción meteorológica para este miércoles indica que los gases y cenizas del volcán pueden girar de nuevo hacia el nordeste, lo cual podría afectar a la operatividad del aeropuerto durante esta tarde.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here