- Publicidad -

París- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, aseguró que el bombardeo en la madrugada del sábado sobre supuestas instalaciones químicas en Siria no supone una declaración de guerra al régimen de Bachar al Asad, sino una defensa del derecho internacional y de las resoluciones de la ONU.

La ofensiva es “intervenir de forma legítima en el marco multilateral” y no una declaración de guerra a Siria, insistió Macron en una entrevista en el canal “BFMTV”, en la que diferenció los bombardeos conjuntos con Estados Unidos y el Reino Unido contra Siria de las campañas bélicas en Libia o Irak.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here