- Publicidad -

MADRID.- EFE- España compró test rápidos para la detección del COVID-19 a una empresa china sin licencia en su país, según anunció este jueves la embajada de China en Madrid.

“Shenzhen Bioeasy Biotechnology” no ha conseguido todavía la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China para vender sus productos, según publicó la embajada en Twitter.

La embajada de China se pronunció así “respecto a la información publicada recientemente por algunos medios españoles sobre los test rápidos de COVID-19 comprados por España a China”.

Asimismo, la representación diplomártica indicó que el Ministerio de Comercio de China ofreció a España una lista de proveedores clasificados, en la cual Shenzhen Bioeasy Biotechnology no estaba incluida.

“La compra de materiales sanitarios anunciada por (el Ministerio de Sanidad) está en curso y los materiales no han salido de China aún”, recalcó.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad tuvo que devolver un lote de 9.000 test rápidos de coronavirus porque, tras recibirlos, fueron evaluados y no correspondían con lo que exigía su certificado de calidad.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio, Fernando Simón, explicó este jueves en conferencia de prensa que se trata de la primera partida de test de la empresa que más rápido pudo abastecer a España, que vive una emergencia sanitaria.

El Centro Nacional de Epidemiología y varios hospitales de la región de Madrid procedieron a su validación antes de comenzar a utilizarlos y descubrieron que las especificaciones de este lote no corresponden a lo que venía en los certificado de calidad con marcado CE.

Por ello, argumentó Simón, se devolvieron esos lotes y “la empresa va a cambiarlos” y va a proveer con otro tipo de pruebas rápidas. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here