- Publicidad -

Selichel Sánchez es una estudiante de cuarto año de bachillerato que anhela empezar sus clases de forma virtual.

Para ella, recibir el pan de la enseñanza significa poner dedicación y esfuerzo, pues su meta es pasar de curso con buenas notas.

Aunque para Selichel no son un inconveniente las clases por internet manifiesta que no todos los estudiantes del país tienen las mismas oportunidades que ella, cuando se trata de una computadora con internet.

De acuerdo a esta jovencita los estudiantes del Centro de Excelencia Luís Encarnación Nolazco, donde recibe docencia, tienen la capacidad para recibir clases online y sus maestros están preparados.

Al igual que sus compañeros espera que la pandemia del Covid 19 termine pronto para volver a juntarse, pues a pesar de que le gusta usar aparatos tecnológicos, nada se compara con verse cara a cara.

Yoselyn Sánchez, madre de Selichel, considera que el nuevo modelo de clases virtuales es un reto para los padres que ahora tendrán que poner un mayor empeño para que sus hijos pasen de curso.

El consejo de esta madre dedicada a su hija es que, así como el Ministerio de Educación está poniendo de sus parte para el inicio del año escolar, los padres también pongan un granito de arena para que la educación de los niños y jóvenes no se detenga.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here