- Publicidad -

Después de ver como el mundo de Twitter explotó por una encuesta sobre quiénes eran los mejores jugadores de la NBA en la actualidad, este comité integrado por una sola persona determinó cuál es el top ten de talentos en la mejor liga del mundo.

Por suerte, no hubo debate extremo: todos los integrantes del comité se pusieron de acuerdo de inmediato.

Pero bueno, entiendo que fuera de esta sala vamos a despertar algo de polémica. Sí, ya sé lo que piensan sobre el número uno, pero así son las cosas. Y si les parece que tienen argumentos para contradecir esta doctrina, están las redes sociales para escucharlos. Tic, tac, tic, tac. Segundos afuera. Aquí va, entonces, el ranking de los diez mejores en la NBA.

Que comience el juego.

10. Damian Lillard (Portland Trail Blazers)

Lillard es una auténtica maravilla, pero tiene un problema: juega en un equipo destinado a no más que una primera o segunda serie de playoffs. AP Photo/David Zalubowski

Quizás me odien los fanáticos de Portland por lo que voy a decir, pero aquí vamos: el único problema que tiene el dueño del tiempo en la NBA actual en su intención de conseguir algo importante es ser líder de unos Blazers que volverán a rozar la medianía la temporada que viene. Dicho esto, nada quita que ver a Lillard es una experiencia que despierta todos los sentidos. A sus tiros ridículos desde el Logo, su dribbling endiablado y su liderazgo supremo, se le suma una mentalidad de acero para los cierres. Su talento es incomparable y yo me pregunto hasta dónde podría llegar con un par de compañeros elite en el roster. Supongo que, por ahora, me quedaré con la duda.

9. James Harden (Brooklyn Nets)

James Harden es una de las fuerzas ofensivas más importantes de la NBA. EFE/EPA/JUSTIN LANE

A La Barba lo que le haría falta sería un buen abogado defensor en las redes sociales. Les cae mal a todos los fanáticos que no pertenecen a la armada de Brooklyn Nets. Sin embargo, aquí no se trata de buscar al mejor samaritano sino de encontrar a los mejores jugadores de la Liga. Y en esa discusión, Harden es uno de los mejores atacantes del mundo, propietario de recursos extravagantes edificados a velocidad crucero, impropios de un jugador NBA pero tan efectivos que abruman. Ese Euro-Step extraído de los manuales de Manu Ginóbili es alucinante: ¿cómo alguien puede hacer todas las noches el mismo truco y no ser descubierto? Sé lo que están pensando y no pretendo ejercer objeción alguna a su paupérrima defensa. Sin embargo, el ataque sublime, muy por encima de la media, es el que lo viste para figurar sin dudas en esta lista de diez.

8. Devin Booker (Phoenix Suns)

Devin Booker, de 24 años, es una de las estrellas emergentes de una NBA que sigue exhibiendo talento noche a noche. Andrew D. Bernstein/NBAE via Getty Images

En su primera experiencia en playoffs estuvo a centímetros de alcanzar un campeonato NBA. Algunos lo tildan como el próximo Kobe Bryant y lo surrealista es que esa etiqueta no le sienta para nada mal. Booker es la Mamba de Fuego, capaz de picar en los momentos más calientes de un partido sin sufrir una pizca de nerviosismo en su cometido. Su enfoque es excelente y su habilidad para anotar es top 3 en el mundo NBA. Su temperamento a veces se pasa de largo y tiene que dominar las emociones. Pero estamos en presencia de una estrella en alza. Sin él, los Suns serían un equipo promedio. Uno de los jugadores del futuro.

7. Anthony Davis (Los Angeles Lakers)

Las lesiones afectaron la última temporada de Anthony Davis, pero… ¿Quién puede dudar de La Ceja? AP Photo/Tony Gutierrez

Es curioso como el mundo se olvida rápido de los genios. En la burbuja de Orlando, Davis era considerado como el mejor interno del mundo por kilómetros de diferencia. Hablamos meses sobre su lanzamiento para liquidar a los Denver Nuggets en el Juego 2 de Finales de Conferencia. Sin embargo, la salud le jugó una mala pasada en la temporada que pasó y la Ceja pasó de ser tapa de revista a ubicarse en un pequeño recuadro entre los héroes de Marvel. La realidad es que volverá a los primeros planos sin ninguna duda. Atlético, de gran talla, con capacidad de lanzar de media distancia y con un talento descomunal para la posición. Davis es uno de los diamantes olvidados de este comité. ¿Para ustedes no es top ten? ¿En serio? Ya verán.

6. Kawhi Leonard (Los Angeles Clippers)

El genio silencioso: Leonard no se ríe, habla poco y no es histriónico, pero es uno de los mejores de la NBA. Getty

La reencarnación de Terminator tampoco viene de una temporada elite con los Clippers. Los playoffs pasaron sin pena ni gloria, pero bueno, ¿alguno recuerda algo de gloria de los Clippers en su abultada historia? Las respuestas a esta inquietud están a solo un click de distancia. La Garra es quizás el mejor defensor perimetral de la NBA y ha desarrollado un juego ofensivo fantástico. Conservador del tiro de rango medio, todo un recurso artesanal en el mundo vertiginoso del básquetbol posmoderno, Leonard es otra de las estrellas que volaron bajo el radar en la atípica temporada 2020-21. Kawhi, hecho a imagen y semejanza de Tim Duncan, no es un hombre histriónico ni de sonrisa fácil. Pero a la hora de ganar partidos, pocos, muy pocos, han logrado lo que él hizo con franquicias diferentes. Con solo 30 años de edad, tiene el mundo aún por delante.

5. Luka Doncic (Dallas Mavericks)

Luka Doncic juega y hace jugar: el esloveno es la figura en ascenso más importante de la NBA. Keith Birmingham/MediaNews Group/Pasadena Star-News via Getty Images

«No se puede hacer más lento», decía el célebre mago argentino René Lavand. Vísteme despacio que estoy apurado: el básquetbol de la ralentización, de la ventaja en un ritmo que contradice el galope de la NBA, es propiedad de Luka Doncic, el nuevo genio del deporte mundial. Doncic hace todo y todo lo hace bien: tira excelente a distancia, pasa el balón con maestría, se sumerge en la llave con precisión, extrae faltas, defiende. Es un jugador contracíclico capaz de despertar magnetismo en el ojo humano. Todos quieren ver a Doncic y por supuesto este comité no es excepción: por ende, ya solicitamos por correo electrónico a Mark Cuban un asiento en la primera fila del American Airlines Center de cara a la temporada que comienza. Sorprendentemente aún no tuvimos respuesta. ¿Quinto en la lista? Sí, es verdad, quizás nos quedamos cortos. Pero siendo sinceros, no hubo grandes discusiones al respecto en nuestra reunión de designación de talentos.

4. Stephen Curry (Golden State Warriors)

No dejen de aplaudir: Curry, el mejor tirador de la historia del juego, no pudo meterse en el pedestal de los tres elegidos. Jeff Chiu/AP Photo

El Jarecki del básquetbol, el hombre que descifró el juego de puntería diseñado por James Naismith, se ubica en la cuarta posición. Curry es el mejor tirador externo de la historia, pero aún así no logra sumergirse en el pedestal de los tres mejores. Así de competitiva está la NBA en los tiempos que corren y así de exigente es este durísimo comité seleccionador. Curry corre, lanza y anota. De cualquier lugar, en cualquier posición, de cualquier manera. Contra quien se ponga enfrente. Su habilidad para tirar al aro es incomparable, y si bien su temporada anterior fue excelente, nadie puede conseguir las cosas solo. La defensa no es su habilidad destacada, pero aún así es apenas superior al promedio en ese apartado. El regreso de Klay Thompson puede empujarlo una vez más a la estratósfera. Como habitualmente decimos, lo mejor con Steph siempre está por venir.

3. Kevin Durant (Brooklyn Nets)

Kevin Durant es uno de los mejores jugadores de la historia, pero la salud puede ser un inconveniente. Foto: Getty.

¿En serio Durant tercero? ¿Tiene que demostrar algo más? El jugador-imposible, el teorema indescifrable de las defensas que anduvo haciendo de las suyas en Tokio 2020, es el bronce de esta selecta lista. Nadie duda del talento, calidad y liderazgo de Durántula, quizás el mejor atacante perimetral de todos los tiempos junto a Michael Jordan, pero la salud sigue siendo factor para él desde la lesión en el Aquiles que le costó 18 meses de recuperación. Sí, parece sano, con la mentalidad asesina que lo llevó al olimpo de las leyendas, pero los años no pasan solos para alguien con una lesión tan dura como la que padeció con el uniforme de los Warriors: tiene 32 y contando, y eso no deja de ser un peligro. Kevin Durant siempre estará en el quinteto inicial de este comité, pero las dudas, queridos amigos, están presentes.

2. Giannis Antetokounmpo (Milwaukee Bucks)

Giannis Antetokounmpo rompió el maleficio: fue campeón con los Bucks e irá por más en la temporada que comienza. Getty Images

The Greek Freak pasó de mendigo de triunfos a millonario. Todo en una misma serie de playoffs. De chocarse contra el paredón de Miami en la burbuja de Orlando a ser figura descollante en la definición frente a Phoenix Suns tras una postemporada de escuela. Sí, todavía no sabe tirar al aro a distancia, pero aún así estamos en presencia de uno de los físicos más privilegiados que alguna vez practicó este deporte. Es rapidísimo para su talla, juega encima del aro, tiene una potencia descomunal, defiende con maestría y ahora sabe lo que es ganar. Este último dato no debe pasar desapercibido: se quitó una mochila de encima que pesaba toneladas. No sabemos a ciencia cierta si podrá repetir el título, pero el respeto ya lo tiene ganado. Lo lamento para los haters de turno, pero Giannis merece estar en este lugar. Abran paso que avanza la locomotora.

1. LeBron James (Los Angeles Lakers)

Sigue siendo el Rey: LeBron James, ya veterano, arrancará la temporada 2021-22 como el mejor jugador de la NBA. Foto: AP

El comité estalló en carcajadas cuando vio la encuesta que le dio cero votos a LeBron como el mejor de la NBA. Camino a los 37 años, las dudas llegaron porque por primera vez en su rica historia sufrió lesiones que lo marginaron en el último tramo de la temporada que pasó. Pero vamos, James es todo lo que está bien para el básquetbol y su físico es sobrenatural: defiende, ataca, pasa el balón, juega en múltiples posiciones, tiene experiencia. Lidera. El comité recuerda a todos sus seguidores que el boleto dorado hacia las Finales NBA -lo sabemos, se extravió en 2020-21- aún está encima de la mesa para ser utilizado. Más allá de que no hay ninguna duda sobre su supremacía en la Liga, su éxito personal dependerá de su propia salud y de la de sus compañeros, en un equipo veterano que deberá controlar el peso de los minutos en cancha para no sufrir en las medianías de junio. El Rey sigue siendo el Rey. Todo lo demás es pura especulación.

por: Bruno Altieri

ESPN Deportes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here