- Publicidad -

CARACAS.- EFE- El gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, insistió en una rueda de prensa que a quienes “salgan a ejercer la violencia” en manifestaciones les “llegará” la “Justicia”.

“Un grupito de delincuentes fue contratado, están todos presos (…), les pagaban 100 dólares por día y el pueblo los rechazaba”, dijo Maduro desde el palacio presidencial.

En su opinión, desde que el pasado 23 de enero, cuando el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, anunció que se adjudicaba la Presidencia interina de Venezuela, se puso en marcha “un guión mal preparado” que quería establecer “una matriz (de opinión) en el mundo”.

Ese “guion” incluía “decenas de muertos, decenas de protestas y cae Maduro”, lo que considera que no ha funcionado.

El pasado sábado, decenas de miles de personas salieron en una multitudinaria manifestación pacífica y festiva, la primera de esa magnitud convocada desde el 23 de enero por Guaidó.

La protesta transcurrió con absoluta normalidad y no hubo disturbios.

Sin embargo, la organización no gubernamental Foro Penal Venezolano denunció el pasado 4 de febrero que el número de “presos políticos” aumentó a 966, la cifra “más alta en la historia de Venezuela”.

“El número de presos políticos ha incrementado exactamente a 966 personas, que quiere decir que, del número anterior que reportamos de 273, ha habido un aumento de 700 personas (…), la cifra más alta (…) en la historia de Venezuela que al menos el Foro Penal conoce desde hace 18 años”, dijo a periodistas el director de la ONG, Alfredo Romero.

Además, durante las protestas en los días anteriores y posteriores al 23 de enero, murieron 35 personas según el balance del Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) junto al Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS).

Guaidó ha sido reconocido como presidente interino de Venezuela por una veintena de países de la Unión Europea (UE), entre ellos España, Portugal, Reino Unido, Alemania y Francia.

También ha sido reconocido por Estados Unidos, Canadá, Israel, Colombia y Brasil, entre otros, además del Parlamento Europeo.

El origen del conflicto político está en las elecciones del pasado 20 de mayo de las que Maduro se declaró ganador y cuya legitimidad fue rechazada tanto por la oposición como por buena parte de la comunidad internacional. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here