- Publicidad -

NUEVA YORK- La presidenta del Parlamento Centroamericano (Parlacen), la salvadoreña Irma Amaya, y el secretario del órgano regional, el diputado dominicano Ramón Emilio Goris, fueron recibidos en audiencia especial por el secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, a quien pidieron su intervención para la solución de algunos problemas que afectan a Centroamérica y República Dominicana.

En la reunión, que se llevó a cabo en la sede de la ONU y en la que también participó el presidente de la Conferencia Eurocentroamericana, David Balsa, se trataron temas como la seguridad, la migración, participación en el foro de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) a celebrarse en Chile del 22 al 26 de abril, igualdad de género y la comercialización del café en Centroamérica y la República Dominicana.

La presidenta del Parlacen propuso a la ONU que el Consejo Seguridad sea reformado para que otros países de habla hispana sean incluidos en este importante órgano.

En tanto, el congresista dominicano, ingeniero Ramón Emilio Goris, abordó el tema de comercialización de café que dijo “trae fuerte consecuencia e influyen en el desempleo y la inmigración”.

“La cadena de comercio del café y la enfermedad de la broca están afectando a los pequeños y medianos productores de Centroamérica y República Dominicana”, explicó el legislador.

Agregó que también pidieron a la ONU su intervención para discutir el tema con el Parlacen y el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio (OMC).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here