- Publicidad -

¿Qué clase de súper equipo podrían armar los New York Knicks alrededor de Kevin Durant y Kyrie Irving?

Los eventos de esta semana han hecho la idea de que los Knicks firmen a dos agentes libres a salario máximo este verano parezca mucho más realista. Primero, New York creó suficiente espacio dentro del tope salarial para hacerlo, cuando canjeó a Kristaps Porzingis a los Dallas Mavericks el jueves, mientras también decidió desprenderse de los salarios de los bases Tim Hardaway Jr. y Courtney Lee.

Después de este movimiento, Kyrie Irving renunció a su compromiso de pretemporada de renovar con los Boston Celtics, abriendo la puerta a que éste pueda potencialmente unirse a Durant (quien también será agente libre sin restringir) en New York.

Entonces, ¿cómo se vería un equipo de los Knicks conformado alrededor de Durant e Irving? ¿También podría incluir a Anthony Davis? Revisemos los escenarios soñados de un súper equipo de los Knicks.

Pregunta 1: ¿Cuánto espacio dentro del tope salarial tendrán disponibles los Knicks?

La respuesta es que contará con suficiente para firmar a Durant e Irving, sin duda alguna, aunque existen algunas variables a tomar en cuenta. Los Knicks tienen disponible la cantidad de $15.3 millones en salarios para la temporada 2019-20 comprometidos actualmente con cuatro jugadores: los bases Frank Ntilikina y Dennis Smith Jr., el alero Kevin Knox y el base Mitchell Robinson. Sumamos las retenciones de salario mínimo dentro del tope para complementar su roster más el dinero remanente que se le debe a Joakim Noah y New York podría, en teoría, crear la cifra sin precedentes de $80.1 millones en espacio dentro del tope salarial, proyectado a ubicarse en $109 millones.

En la práctica, los Knicks no necesitarán o desearán contar con tanto espacio dentro del tope salarial, lo cual requeriría declinar las opciones potestativas del equipo por el base Allonzo Trier, rescindir al escolta Damyean Dotson y al alero Lance Thomas (cuyos salarios no son garantizados), renunciar a los derechos sobre todos sus agentes libres y negociar a su puesto de selección en primera ronda del draft.

El número proyectado al cual requiere llegar New York es de $70.85 millones, lo cual se requiere a fin de firmar a un jugador con más de 10 años de experiencia (Durant) y a un jugador que cuenta entre 7 y 9 años de experiencia (Irving), ambos a contratos a salario máximo si el tope salarial llega a establecerse en los $109 millones. Eso permitiría a los Knicks mantener su puesto de selección y todo lo anterior determinará si pueden también mantener a Dotson, Trier y pequeñas retenciones dentro del tope salarial para los gigantes Luke Kornet (restringido) y Noah Vonleh (sin restringir).

Pregunta 2: ¿Dónde caerá el puesto de selección de los Knicks?

Aparte de afectar el espacio dentro del tope salarial, los resultados de la lotería también determinarán lo potente que sería el novato que los Knicks podrían agregar a un núcleo conformado por Durant e Irving como protagonistas. Durante todo el año, las visiones de la estrella de la Universidad de Duke Zion Williamson jugando en el Madison Square Garden han bailado en las mentes de los aficionados. Williamson sería parte importante y merecida para ser considerada dentro de un súper equipo y es el principal seleccionado mejor equipado para ayudar a New York a ganar de inmediato, siendo líder de la NCAA en la métrica box plus-minus de Basketball-Reference.com.

Naturalmente, Williamson es líder por cómodo margen entre todos los jugadores universitarios en mis proyecciones dentro del draft, que toma en cuenta dónde se ubica un jugador en los rankings Top 100 de ESPN. Desafortunadamente en el caso de los Knicks, el prospecto número 2 es el base de Murray State Ja Morant, jugador talentoso que no sería una buena incorporación a largo plazo dentro de un equipo que cuenta con Irving. Por ello, si bien no compro la idea de que este será un draft de un solo jugador, particularmente como razonamiento que ayuda a devaluar a los puestos de selección distintos al número 1, ese podría ser el caso desde el punto de vista de New York a la hora de agregar a alguien que realmente pueda ayudar a ganar el próximo año.

Con las probabilidades que existen dentro de la lotería de este año, lo mejor que puede hacer un equipo es tener el 14 por ciento de probabilidades de conseguir el primer seleccionado. Para llegar hasta allí, los Knicks deberían terminar con un récord entre los tres últimos en la tabla de posiciones, lo cual no es nada cierto, incluso al ubicarse actualmente en el sótano de la liga. Tres otros equipos (Chicago Bulls, Cleveland Cavaliers y Phoenix Suns) se encuentran dentro de un margen de dos juegos de diferencia de los Knicks. Adicionalmente, los cambios implementados dentro del equipo con el peor récord no tienen garantizado nada superior al puesto número 5, un peldaño posterior al que podían conseguir antes. Como resultado, las proyecciones basadas en el Basketball Power Index (BPI) de ESPN muestran al puesto número 4 como resultado promedio que podrían alcanzar los Knicks y los puestos números 5 y 6 como los más probables.

Pregunta 3: ¿Podrían los Knicks negociar a Anthony Davis?
Hipotéticamente, sí. El camino que podría conducir a New York a obtener tres jugadores súper estrella requeriría firmar primero a Durant e Irving para así agotar el espacio dentro del tope salarial dentro del equipo, para luego despachar prácticamente a todos los demás a los New Orleans Pelicans a fin de igualar el salario de Davis por $27.1 millones. Los Knicks tendrían que entregar $21.6 millones en salarios y tal como lo indicamos antes, esa cifra es superior a la suma de todos sus contratos actualmente garantizados para 2019-20.

Hablando de forma realista, el puesto de selección en el draft de este año tendría que formar parte de cualquier cambio por Davis y los Knicks podrían utilizar la misma estrategia que implementaron los Cleveland Cavaliers con Andrew Wiggins en 2014 a la hora de firmar primero al seleccionado en el draft y 30 días después, canjearlo cuando su salario cuente a los propósitos de igualar nóminas.

Si los Knicks llegan a hacerse con el puesto de selección número 5 (el cual acarrearía un salario inicial proyectado por $6.3 millones), un paquete conformado por el seleccionado, Dotson, Knox, Ntilikina y Smith apenas alcanzarían para hacer un pacto legal. Es posible que una oferta similar (que también podría incluir a los futuros puestos de selección adquiridos por los Knicks en la operación Porzingis) podría interesar a los Pelicans si no quieren negociar a Davis a los rivales de conferencia L.A. Lakers y los Celtics ya no intentan pujar tan agresivamente debido a la partida de Irving.

Pregunta 4: ¿Cómo conformarían su roster los Knicks?

Apartando la posibilidad de un canje por Davis, imaginemos el escenario más convencional en el cual los Knicks terminan contratando a Durant y a Irving, siendo capaces de retener el talento joven dentro de su roster. Eso haría que la plantilla de los Knicks se viera similar al siguiente escenario:

Bases: Irving/Smith

Escoltas: Ntilikina/Trier/Dotson

Alero: Knox

Ala-pívot: Durant

<

p style=”text-align: justify;”>
Pívot: Robinson/Kornet

El puesto de selección de lotería de los Knicks también se vería involucrado, pero existe un vacío importante en las alas (o en el puesto de ala-pívot si Durant prefiere jugar como puesto 3). Los Knicks contarían solo con la excepción a nivel medio dentro del tope salarial, proyectada en $4.8 millones, para así ofrecerle a los agentes libres más de lo establecido como salario mínimo de veteranos. Los Knicks probablemente querrá apartar ese dinero para un jugador veterano en las alas que podría aspirar a recobrar su valor jugando con un contendor. Wesley Matthews, adquirido en el canje por Porzingis, podría ser un candidato a dicho puesto si el mercado por él termina perdiendo fuelle, siendo DeMarre Carroll una posibilidad más realista.

Los Knicks podrían buscar negociar a algunos de sus jugadores jóvenes a cambio de veteranos que podrían ayudarles a ganar aquí y ahora. Smith, bloqueado en la tabla de profundidad por la llegada de Irving, sería obvio candidato para un canje; particularmente si no puede mejorar su valor con un final de temporada destacado.

Salvo un canje bomba o ganar la lotería, no considero que los Knicks serían contendientes por el campeonato en la próxima temporada con Durant e Irving presentes. A pesar del hecho de que podrían ser el mejor dúo de la liga dependiendo del destino de Davis, los Knicks pasarían de depender de quienes fueron sus mejores dos jugadores a su tercer mejor, lo cual representaría una caída sin precedentes. (No está claro quién podría ser ese jugador).

El problema es que los recientes seleccionados en lotería de los Knicks aún no han producido suficientes dividendos en lo que respecta a potencial satisfecho. Si bien Ntilikina ha impresionado a la defensiva, no aporta suficiente a la ofensiva como para permanecer en la cancha dentro de un equipo contendor. Su porcentaje de enceste real de .419 en la actual temporada es el peor entre jugadores con al menos 500 minutos de acción, según la data de Basketball-Reference.com y nadie siquiera se le acerca.

La segunda peor marca dentro de este grupo es el porcentaje de enceste real de .445 de Jonathon Simmons.

Con un porcentaje de enceste real de .474, Knox no ha sido mucho más eficiente como novato. Eso seguramente mejorará, particularmente si no se le pide crear tanta ofensiva; sin embargo, los aportes de Knox en otros aspectos de la hoja de estadísticas también son limitados. Sus promedios combinados de 2.3 asistencias, bloqueos y robos por cada 36 minutos es la tercera menor cifra entre jugadores con al menos 500 minutos esta temporada, superando solamente a Alfonzo McKinnie y Gerald Green. Como resultado, Knox se ubica en el último puesto entre aleros en el índice real plus-minus (RPM) de ESPN. (Ntilikina está en el penúltimo puesto en la posición de base).

Por ello, mientras Durant e Irving seguramente serían capaces de levantar a los Knicks hasta llevarlos de vuelta a los playoffs, a fin de armar un equipo contendor tendrán que ser afortunados en la lotería o convencer a otro equipo en dar un valor tan alto a Knox y Ntilikina como el que se percibía al momento de su selección.


ESPN Deportes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here