- Publicidad -

Washington- EFE- La NASA continúa en la búsqueda de lugares en el universo donde alguna vez pudo haber vida y al parecer éstos podrían encontrarse más cerca de lo que uno cree.

La institución lanzará una nueva expedición hacia Marte en busca de señales de vida en un antiguo lago y un delta.

La nave llegará al gigante rojo para examinar unas rocas ubicadas en dichos accidentes geográficos que podrían contener signos de antiguos organismos, según detalló la agencia espacial norteamericana.

La NASA eligió este lugar y la zona de aterrizaje luego de cinco años de arduo debate. La nave espacial partirá rumbo a Marte en julio del 2020. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here